domingo, 22 de diciembre de 2013

Rehabilitación de los ríos, arroyos y humedales

Rehabilitación de los ríos, arroyos y humedales



Las plantas y árboles que crecen alo largo de las riberas de arroyosy ríos y en los humedales (terrenoshúmedos o que se inundan todo el año)cumplen diversas funciones para la cuenca hidrográfica: controlan las inundaciones,limpian el agua, hacen que el agua superficial penetre en el suelo, y albergan una variedad de vida animal y vegetal.
Los arroyos y ríos en las ciudades y pueblos generalmente se encauzan en línea recta para controlar las inundaciones y construir edificaciones a lo largo de ellos. Pero cuanto más recto sea el curso de un arroyo o ríomás rápido correrá el agua por él. Cuando el agua corre aceleradamente, ocasiona mayor erosión en los lechosy riberas del río y es más probableque cause inundaciones en laparte baja. Las inundacionesarrastran piedras grandes ytroncos, de modo que incluso enla época seca se puede prever si unrío puede causar inundaciones; bastacon observar el tamaño de las piedrasy de los troncos de su lecho. Si unrío poco profundo y lentotiene piedras grandes ensu lecho durante la épocaseca, quiere decir que enépoca de lluvias hay elpeligro de inundacionespeligrosas que arrastrencorriente abajo estaspiedras grandes. Ver el Capítulo 9 para más información sobre larehabilitación de las cuencas hidrográficas.

Este río correrá rápido y puede causar
erosión e inundaciones río abajo.





Este río correrá lentamente, haciendo que el agua se resuma en el suelo.

Rehabilitación de las plantas

Las plantas que crecen a lo largo de los ríos ayudan a reducir el flujo del agua de lluvias, repartirla y absorberla en el suelo, mientras mantienen la tierra en su lugar.
Agua de lluvia
río
Agua de lluvia
Área erosionada:
El agua de lluvia corre por la superficie y arrastra tierra a la corriente.
Área restaurada:
Las plantas y los árboles hacen que el agua de lluvia penetre dentro la tierra, de modo que fluya menos agua en el río.

Una forma de detener la erosión de la tierra a lo largo de los arroyos y ríos es sembrar árboles a lo largo de éstos. Sembrar en una franja de 20 a 50 metros de ancho a cada lado del río generalmente reduce la erosión.
Preservar y restaurar los humedales es una medida
importante para proteger las cuencas hidrográficas.
Los árboles de raíces húmedas crecen fácilmente de los gajos. Siembre 2 o más hileras de gajos, y luego apile ramas o arbustos entre las hileras, con el fin de sostener el suelo en su lugar y comenzar a crear las condiciones para que otras plantas y animales regresen.
Los árboles, arbustos y pastos pueden comenzara crecer por sí mismosuna vez que las riberasdel río o del arroyo se han estabilizado. Si no lo hacen, tendrá que sembrarlos. Si es posible, cerque el áreapara protegerlos de los animales y
para evitarque la gente recoga leña por ese
lugar hasta quelos árboles hayan crecido completamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada