domingo, 22 de diciembre de 2013

Tratamiento en casos de envenenamiento por plaguicidas

Tratamiento en casos de envenenamiento por plaguicidas

Guía comunitaria para la salud ambiental > Capítulo 14: Los plaguicidas son veneno >Tratamiento en casos de envenenamiento por plaguicidas




Como sucede con otros productos tóxicos, los plaguicidas pueden envenenar a la gente de diferentes formas: a través de la piel, de los ojos, de la boca (al tragar), o del aire (al respirar). Cada tipo de envenenamiento necesita un tratamiento diferente.

Si los plaguicidas entran por la piel

La mayoría de envenenamientos por plaguicidas se absorben a través de la piel, cuando se derraman mientras son transportados, al salpicarse cuando se los mezcla, cuando se fumiga, o al tocar los cultivos recientemente fumigados. Los plaguicidas pueden también entrar en la piel a través de la ropa, o cuando se lava la ropa contaminada con éstos.
Una de las primeras señas de envenenamiento son sarpullido e irritación en la piel. Los problemas de la piel pueden tener diversas causas, por ejemplo reacciones a las plantas, picaduras de insectos, infecciones o alergias, y por esto es difícil saber si el problema se debe o no a los plaguicidas. Hable con otros trabajadores para saber si el cultivo con el que están trabajando causa este tipo de reacción. Si trabaja con plaguicidas y le aparece un sarpullido inesperado, es mejor tratar el problema como sí la causa fueran los plaguicidas.

Tratamiento

Si el plaguicida cae en el cuerpo de usted u otra persona:
  • Quítese rápido la ropa con plaguicida.
  • Lávese inmediatamente con jabón y agua fresca para quitarse el plaguicida de la piel.
  • Si le penetró en el ojo, lávese el ojo con agua limpia durante 15 minutos.
Si se quema la piel con los plaguicidas:
  • Enjuáguese bien con agua fría.
  • No retire nada que se haya pegado a la quemadura.
  • No se aplique ninguna loción, grasas o mantequilla.
  • No reviente las ampollas.
  • No pele la piel.
  • Cubra la quemadura, en lo posible, con una gasa estéril.
  • Si continúa el dolor, ¡acuda al médico! Lleve la etiqueta del envase del plaguicida o los nombres de los plaguicidas.

Los plaguicidas se pueden pegar a la piel, cabello o ropa, aun si no se los ve o huele. Lávese siempre con jabón después de usar plaguicidas.

Si los plaguicidas se tragan

Los alimentos que han sido fumigados con plaguicidas pueden enfermar a la gente que los come.
La gente puede tragar plaguicidas cuando come, bebe o fuma mientras trabaja con plaguicidas en los campos, o cuando bebe agua contaminada con plaguicidas. A veces los niños beben o comen plaguicidas, especialmente si éstos se guardan en envases que antes fueron utilizados para alimentos, o que fueron dejados al descubierto, o en el suelo.

Tratamiento

Si usted u otra persona traga plaguicidas:
  • Si la persona está inconsciente, acuéstela de costado y asegúrese que respire.
  • Si la persona no está respirando, rápidamente aplique respiración de boca a boca. La respiración de boca a boca puede exponerle a residuos de plaguicidas, así que use una máscara de bolsillo, un pedazo de tela o un plástico grueso con un hueco en el medio, antes de comenzar la respiración de boca a boca.
  • Encuentre el paquete de plaguicida y lea la etiqueta inmediatamente. La etiqueta debe indicar si se debe hacer vomitar a la persona o no.
  • Si la persona puede beber, déle gran cantidad de agua limpia.
  • Busque asistencia médica. Siempre lleve la etiqueta del plaguicida o el nombre del producto, si los tiene.

No vomite si la etiqueta indica no hacerlo. No vomite nunca después de tragar un plaguicida que contenga gasolina, queroseno, xileno u otro líquido a base de petróleo, ya que empeoraría el problema. Nunca haga vomitar o beber a una persona si está inconsciente, confundida o tiembla mucho.
Si está seguro que vomitar le hará bien, déle a la persona:
  • Un vaso de agua salada —o—
  • 2 cucharadas de alguna planta machacada, comestible, de sabor fuerte (puede ser apio, albahaca, u otra hierba del lugar), seguidas de 1 ó 2 vasos de agua tibia.

Haga que la persona se mueva. Esto le puede ayudar a vomitar más rápido.
Una vez que haya vomitado, el carbón activado o carbón en polvo (ver la próxima página) puede ayudar a absorber cualquier veneno que todavía esté en el estómago.
carbón activado
carbón en polvo
agua o jugo de fruta
agua o jugo de fruta
+
+
ó
Mezcle ½ taza de carbón activado o 1 cuchara de carbón en polvo con agua tibia en un vaso grande o en una jarra.
El carbón en polvo se puede hacer de madera quemada y pulverizada o incluso de un pan o tortilla quemada. No es tan bueno como el carbón activado, pero sirve. NUNCA use el carbón empaquetado tipo “briqueta”: ¡es veneno!
Después de que la persona vomite, y aún si no lo hace, usted puede retardar la propagación del veneno hasta conseguir un doctor, dándole de beber: la clara de un huevo crudo o un vaso de leche de vaca.
La leche NO evita el envenenamiento por plaguicida. Sólo retarda la propagación del veneno.
Si una persona traga plaguicida y no siente dolor agudo de estómago, puede tomar sorbitol o hidróxido de magnesio (leche de magnesia). Estos medicamentos causan diarrea, lo que ayuda a eliminar el veneno del cuerpo.

Cuando usar atropina

La atropina es un medicamento para el tratamiento de envenenamiento por ciertos plaguicidas llamados organofosforados y carbamatos. Si en la etiqueta del recipiente del plaguicida se recomienda utilizar atropina, o se menciona que el plaguicida es “inhibidor de la colinesterasa”, use la atropina de acuerdo con lo indicado. Si la etiqueta no indica el uso de atropina, no la use.
¡La atropina sólo se usa para el envenenamiento con plaguicidas organofosforados o carbamatos!
La atropina no evita el envenenamiento con plaguicidas. Sólo demora los efectos.La atropina nunca se debe tomar antes de fumigar.
¡IMPORTANTE! NO use las siguientes drogas para tratar casos de envenenamiento con plaguicidas: Pastillas para dormir (sedantes) morfina, barbitúricos, fenotiazinas, aminofilina, u otras drogas que retarden o disminuyan la respiración, ya que podrían detener la respiración por completo.


En todas las granjas donde se apliquen plaguicidas debe haber un botiquín con medicamentos y todo lo necesario para usar en caso de envenenamiento. Vea "Qué incluir en un botiquín de emergencia" para mas ideas.

Si los plaguicidas se respiran

Cuando los plaguicidas se liberan en el aire, los respiramos a través de la nariz y la boca. Una vez en nuestros pulmones, se meten rápidamente en la sangre, y la sangre lleva el veneno por todo el cuerpo.
Como algunos plaguicidas no tienen olor, es difícil saber si están en el aire. Los plaguicidas más comúnmente esparcidos por el aire son los fumigantes, aerosoles, nebulizadores, bombas de humo, cintas pegajosas, aspersores y residuos de aspersores. También existe el riesgo de inhalar polvo de plaguicida en el lugar donde éste se almacena, cuando se aplica en un lugar cerrado como un invernadero, o durante su transporte a los campos.
Si tiene dudas, ¡aléjese!
El polvo de los plaguicidas puede desplazarse por el aire y contaminar lugares a muchos kilómetros del área donde se aplica. El polvo de plaguicida ingresa fácilmente dentro de las casas.
Si piensa que ha inhalado plaguicida, ¡aléjese inmediatamente del plaguicida! No espere hasta que se sienta peor.

Tratamiento

Si usted u otra persona aspira plaguicidas:
  • Aleje a la persona del lugar donde aspiró el veneno, especialmente si se trata de un lugar cerrado.
  • Haga que respire aire fresco.
  • Aflójele la ropa para facilitar la respiración.
  • Siéntela con la cabeza y los hombros elevados.
  • Si la persona esta inconsciente, acuéstela de costado y asegúrese de que nada le bloquee la respiración.
  • Si la persona no está respirando, rápidamente aplique respiración de boca a boca.
Busque ayuda médica. Lleve la etiqueta o nombre del plaguicida.
Dibujo para discutir: ¿Cómo entran los plaguicidas al cuerpo?
Preguntas para la discusión:
  • ¿De qué forma puede este hombre causarse daño con lo que está haciendo?
  • ¿Qué podría hacer para protegerse?
  • ¿Qué otra persona puede sufrir por su actividad?
  • ¿Por qué cree que el hombre no está haciendo todo lo posible para protegerse?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada